¡Impresionante éxito de la edición finalizada ayer de Japan Weekend Barcelona!

Año a año, a lo largo de la última década, esta feria ha ido creciendo a paso firme hasta finalmente convertirse en un evento de primer nivel, quebrando esa paradoja europea de que una ciudad del tamaño de Barcelona tuviese una sola feria manga importante al año (el emblemático e hipermasivo Salón del Manga).

Con la presencia de mangakas de primer nivel como Jinsei Kataoka y Kazuma Kondou (autores de «Deadman Wonderland», que han estado firmando en nuestro stand), escenarios curiosos como la pista de “Haikyu!!” (donde se podía jugar), el concurso de cosplay que jamás puede faltar (con disfraces de gran nivel) o el ring de pressing catch, esta feria generaba un equilibrio bastante bueno entre su lado comercial (infinitos stands de merchandising) y la parte de entretenimiento. Quizá parezca que le estamos haciendo la pelota a la feria, pero es que simplemente al ser un evento en el cual hemos participado desde sus comienzos (hasta el propio nombre fue idea del staff de Ivrea) nos llena de satisfacción verlo finalmente alcanzar su potencial. Este año claramente ha llegado a la madurez.

Incluso ha ido tanta gente que las calles circundantes de La Farga (incluidos bares y tiendas) estaban tan colapsados como en las épocas que el Salón del Manga se hacia en ese mismo recinto.

A %d blogueros les gusta esto: