¡¡Mastica, maldita sea, mastica!!

Si hace poco os traíamos un invento japonés para aprender a sonreir, hoy llega algo quizas más inutil.

Aprende a masticar.

Este gran invento japonés cuenta las veces que masticamos, y cuando llega a 30, nos indica con un sonido que ya podemos dejar de triturar la comida y pasar a la siguiente fase, el viaje mágico de tragarsela.

A %d blogueros les gusta esto: